SPECIALISTERNE EN EL MUNDO

Red internacional de oficinas

Specialisterne Foundation

La Specialisterne Foundation es una fundación sin ánimo de lucro que tiene como objetivo crear empleo para un millón de personas con autismo/neurodivergentes a través del emprendimiento social, de la implicación del mundo empresarial y de un cambio global de mentalidad.

SPECIALISTERNE FOUNDATION

 
l
l

Guía para unas vacaciones neuroinclusivas

Dic 22, 2023

Un informe reciente de la Asociación Estadounidense de Psicología muestra que para el 41% de los adultos estadounidenses la temporada navideña es una época de más estrés. Y, aunque muchas personas encuentran las vacaciones abrumadoras o agotadoras, para muchas personas neurodivergentes el estrés puede ser particularmente pronunciado debido al aumento de las expectativas de desempeño social y masking, estrés sensorial y estrés interseccional adicional, como el financiero.

 

Los que planifican eventos festivos en el lugar de trabajo deberían recordar que, para algunas personas, las actividades típicas de las vacaciones pueden ser desagradables, y el hecho de realizar eventos ‘divertidos’ en el trabajo puede empeorar esa sensación de incomodidad. Esta diversidad de reacciones implica que planificar festividades inclusivas en el lugar de trabajo requiere mucho más que simplemente hacer lo que funciona para una persona; requiere comprender muchas dinámicas que influyen en la experiencia de las vacaciones.

 

La neurodivergencia es un factor importante a considerar al planificar vacaciones inclusivas. Además, una perspectiva interseccional puede ayudar a garantizar que todos los miembros se sientan valorados y reconocidos, contribuyendo a una comunidad o lugar de trabajo más armónico y cohesionado.

 

Respeto a la diversidad sensorial y física

 

Crear un lugar de trabajo inclusivo durante la temporada navideña implica algo más que celebrar radiciones culturales diversas; también significa considerar las diferentes necesidades y sensibilidades de todos los empleados. Un aspecto crucial a abordar es la sensibilidad sensorial, que puede afectar significativamente a las personas neurodivergentes, aunque también es relevante para muchas otras.

 

Las sensibilidades sensoriales pueden manifestarse de varias maneras. Algunas personas pueden sentir que las luces brillantes y parpadeantes no solo son irritantes, sino que son potencialmente dañinas. Otros pueden experimentar una sobrecarga sensorial debido a la música alta, los tonos de voz elevados o la cacofonía general de un evento ajetreado. Olores, sabores, texturas, temperatura; junto con las imágenes y los sonidos, la sensibilidad a cualquier experiencia sensorial en combinación con la falta de control sobre el entorno puede provocar malestar, ansiedad, apagones sensoriales o shutdowns, migrañas e incluso convulsiones.

 

Es esencial ajustar estos factores ambientales para que los eventos festivos sean más inclusivos. Esto podría traducirse en optar por una iluminación más suave y constante en lugar de luces intensas que parpadean rápidamente. No se trata solo de reducir el daño potencial; se trata de crear un ambiente acogedor donde todos se sientan cómodos.

 

Del mismo modo, reconsiderar el volumen y el tipo de música reproducida puede resultar beneficioso. Los niveles de volumen más bajos y la elección de música menos intrusiva pueden marcar una diferencia significativa para las personas con sensibilidad auditiva.

 

Quizá uno de los ajustes más impactantes sea proporcionar un espacio tranquilo. Esto no tiene por qué ser algo elaborado: una habitación sencilla y tranquila, alejada del ajetreo y del bullicio, donde la gente pueda tomar un descanso, regularse o simplemente disfrutar de un momento de soledad y respiro de las festividades, puede marcar la diferencia.

 

Al crear un lugar de trabajo inclusivo, especialmente durante días festivos y eventos, es vital respetar los límites personales con respecto al contacto físico. El contacto obligatorio, como forzar apretones de manos, abrazos o incluso ‘chocar los cinco’, puede resultar incómodo o angustiante para muchas personas. Esto no sucede solo en personas neurodivergentes: las diferencias en las preferencias táctiles pueden deberse a diferencias culturales, antecedentes de abuso, preocupaciones sobre infecciones o simplemente la valoración del espacio personal.

 

Durante las vacaciones, también es importante recordar que muchas personas tienen necesidades o sensibilidades dietéticas específicas. Estas pueden variar desde problemas sensoriales neurodivergentes con ciertas texturas o sabores hasta restricciones dietéticas debido a condiciones relacionadas con la salud. Es importante que los organizadores de eventos festivos consideren estas necesidades ofreciendo una variedad de opciones de comida inclusiva. Esto podría incluir opciones claramente etiquetadas como sin gluten, sin lácteos, bajas en sal o bajas en especias. Proporcionar información detallada sobre los ingredientes de todas las ofertas de alimentos también puede ayudar a las personas neurodivergentes y a aquellas con sensibilidades alimentarias específicas a elegir alimentos más cómodamente.

 

Además de la comida, las bebidas navideñas pueden ser una fuente importante de discordia y estrés. Nunca se debe presionar a las personas para que beban alcohol ni exigirles que den explicaciones por no beber. A veces, lo simple es mejor cuando se trata de bebidas. Ofrecer opciones de bebidas apetecibles y seguras para la mayoría de las personas, como agua y té, puede aliviar gran parte del estrés navideño.

 

Respetar la diversidad energética

 

Un aspecto que a menudo se pasa por alto en la planificación de las vacaciones es reconocer la diversidad en la necesidad de descansar, dormir, tener un horario constante y gestionar los niveles de energía. Las personas neurodivergentes pueden experimentar diferentes patrones energéticos. Algunos pueden necesitar más tiempo para recargar energía debido a las mayores demandas sensoriales y sociales de los eventos festivos. Esto se puede lograr programando eventos en horarios que no interrumpan los patrones regulares de descanso (por ejemplo, evitando eventos nocturnos), proporcionando espacios tranquilos para los descansos y respetando la necesidad de salir temprano de los eventos para descansar.

 

Respetar la diversidad emocional

 

El período de vacaciones puede ser un desafío por muchas razones personales, incluido el dolor, la pérdida, el estrés o los problemas de salud mental. Reconocer y adaptarse a estas diferencias emocionales es esencial para respetar a la persona en su totalidad y garantizar un entorno laboral inclusivo. Nadie debería avergonzarse jamás por no participar en estas actividades.

 

Ofrecer a los empleados la opción de participar en actividades festivas reconoce las preferencias y circunstancias individuales. Es igualmente importante respetar y apoyar a quienes optan por no participar en determinadas festividades u ofrecer alternativas discretas. Este respeto por las elecciones individuales ayuda a crear una cultura laboral comprensiva, donde los empleados se sienten valorados y cuidados, independientemente de su participación en eventos festivos.

 

Respetar la diversidad financiera

 

La precariedad y la ansiedad financieras son hechos desafortunados en la vida de muchas personas, y muchas familias neurodivergentes se ven afectadas de manera interseccional. Cuando la planificación de las vacaciones está en manos de los miembros más privilegiados de la organización, se podría perder la perspectiva de aquellos con menor seguridad financiera. Sin embargo, en las organizaciones inclusivas, la sensibilidad financiera debería ser una consideración clave en la planificación de las vacaciones en el lugar de trabajo. Es esencial reconocer que no todos los empleados pueden sentirse cómodos o permitirse el lujo de participar en actividades como intercambios de regalos obligatorios o eventos que requieren gastos adicionales en comida o ropa.

 

Para adaptarse a la diversidad financiera, hay que ofrecer alternativas a actividades costosas o hacer que estos eventos sean completamente opcionales. Este enfoque puede reducir significativamente la presión financiera y el estrés asociados con los gastos de vacaciones. Al reconocer y adaptarse a las diferentes sensibilidades financieras, los managers pueden crear un entorno más inclusivo y considerado que respete las circunstancias de todos los empleados. O, si una organización gasta dinero en organizar una fiesta navideña o en regalar a los empleados artículos navideños, se debería ofrecer una alternativa: la opción de seleccionar un regalo práctico, una tarjeta de regalo o simplemente un bono navideño. Desde una perspectiva más amplia, evaluar los salarios y las estructuras de incentivos a la luz de la inflación, los gastos del día a día, las posibles disparidades entre grupos y la equidad general; un mejor salario podría ser la mejor noticia navideña para los empleados.

 

Planificación de vacaciones inclusiva

 

La planificación inclusiva implica la característica clave de las culturas neuroinclusivas: la participación, involucrar activamente a un grupo diverso para organizar eventos y actividades. Este enfoque garantiza que se tengan en cuenta diversas necesidades, como las necesidades sensoriales, las restricciones dietéticas, las prácticas religiosas y los requisitos de cuidado. Al incluir una amplia gama de perspectivas en el proceso de planificación, la organización puede crear eventos que sean más acogedores para todos.

 

Otra característica definitoria de los sistemas inclusivos es la atención a la retroalimentación y la mejora continua. Fomentar la retroalimentación abierta y honesta después de los eventos permite una mejor comprensión de las diferentes necesidades y preferencias. Esta información puede ayudar a que los eventos futuros sean más inclusivos y agradables para todos los empleados, una señal de compromiso con el aprendizaje continuo y el crecimiento en inclusión.

 

En resumen, elaborar celebraciones navideñas inclusivas requiere un enfoque inclusivo y participativo. Cuando planificamos teniendo en cuenta a todos, no solo celebramos la temporada navideña: celebramos nuestra humanidad colectiva en toda su diversidad.

 

Texto de Ludmila Praslova, Ph.D., SHRM-SCP, Âû,

Specialisterne USA