SPECIALISTERNE EN EL MUNDO

Red internacional de oficinas

Specialisterne Foundation

La Specialisterne Foundation es una fundación sin ánimo de lucro que tiene como objetivo crear empleo para un millón de personas con autismo/neurodivergentes a través del emprendimiento social, de la implicación del mundo empresarial y de un cambio global de mentalidad.

SPECIALISTERNE FOUNDATION

 
l
l

“La cultura de inclusión y de diversidad es parte de IBM”

May 16, 2024

IBM es una compañía tecnológica multinacional, con sede en Nueva York y con presencia en una gran cantidad de países de todo el mundo. Algunas de sus actividades principales son la fabricación y comercialización de hardware y software para ordenadores, el desarrollo de aplicaciones o la consultoría informática para ayudar a otras empresas a llevar a cabo sus procesos de tecnologías de la información.

 

IBM México: replicar el modelo de Estados Unidos

 

Hemos hablado con Angie Ramirez, Test Automation Lead para Latinoamérica y Senior IT Specialist, de IBM México, para conocer cómo IBM México empezó a colaborar con Specialisterne. Antes de entrar en más detalles, Angie nos pone en contexto: “En IBM tenemos ‘las prácticas’; son como distintas áreas donde las personas que tenemos el mismo rol hacemos algunas actividades para dar un sentido de equipo”.

Dentro de la práctica de testing, la de Angie, pensaron que sería muy positivo hacer capacitaciones sobre neurodiversidad e incluir a personas autistas en la empresa: “Nos enteramos de que Estados Unidos ya estaba en contacto con Specialisterne desde el 2015, y que ya existía un acuerdo global con Specialisterne, pero en México aún no lo habíamos probado y nos pareció muy interesante. Así que tomamos ese modelo de Estados Unidos y lo replicamos un poco en México, en la práctica de testing”.

Además, Angie subraya que este programa estaba perfectamente alineado con los valores de la empresa: “la cultura de inclusión y de diversidad es parte de IBM. Hay muchos programas, no solo de neurodiversidad, sino de mujeres, LGTBIQA+, etc.”.

 

Inclusión de 12 personas en distintas olas

 

En el primer programa de IBM México, se incluyeron a seis trabajadores autistas de Specialisterne: “Tres de ellos entraron en el área de CIO, la que se encarga de todos los servicios internos de IBM. Y los otros tres en el área de CIC o IBM Consulting, orientada a ayudar a otros clientes a gestionar proyectos de tecnologías de la información. A pesar de estar en distintas áreas, todos ellos trabajan como testers”.

Esta primera experiencia fue todo un éxito, así que los responsables del proyecto decidieron poner en marcha una segunda ola, que empezó hace pocos meses: “En esta ocasión, tres personas han entrado en el CIC, en tareas de testing, programación Java  System Administrator, y dos entrarán en el MSL o México Software Lab, donde serán responsables de las pruebas del software operativo que va en los equipos que manufacturamos. Y me da muchísimo gusto anunciar que tenemos a una persona en Manufactura. Normalmente, Specialisterne ha tenido más presencia en IT, pero ahora esta nueva persona que se ha  incorporado va a estar más en ensamblar ordenadores, empacar, etc. Creo que es una área que tiene mucho potencial para personas autistas, por su atención a los detalles y poder repetir tareas”.

 

Proceso de incorporación y coaching

 

En cuanto al proceso de incorporación, Angie nos explica que siempre se han apoyado mucho en Specialisterne: “Specialisterne hace la selección, las entrevistas, los requisitos, y luego nos dice: ‘aquí están las diez personas que necesitan’. También se encarga del entrenamiento técnico y sociolaboral. Sin embargo, en esta segunda ola, nosotros también hemos querido involucrarnos en la formación técnica, porque tenemos los recursos y sabemos hacerlo bien. Esto nos dio también la oportunidad de conocer mejor a los candidatos, y de enseñarles cosas que ya están directamente relacionadas con lo que hacemos en IBM”.

 

Por otro lado, Angie subraya la importancia del coaching de Specialisterne para acompañar a los nuevos trabajadores: “ellos hablan con los coach de Specialisterne y expresan cómo se sienten, qué necesitan, si se sienten intranquilos… porque, por ejemplo, aquí a veces hay cambios de un día para otro y tienen que gestionarlo, o quieren pedir más tareas, o cosas más visuales. Todo esto lo hablan con los coach al menos una vez a la semana”.

 

Y esto no solo ocurre con los trabajadores, sino que los managers de IBM también encuentran apoyo en Specialisterne siempre que lo necesitan: “Tenemos reuniones quincenales con Specialisterne para que nos expliquen cómo están los trabajadores y cómo podemos ayudarlos mejor. También hay personas que necesitan recomendaciones para saber manejar la condición de las personas, del estilo de: ‘¿Cómo le digo esto a una persona autista? ¿O cómo le exijo esto o lo otro?’”.

 

 

Además de los coach de Specialisterne, en IBM existen otras figuras que actúan como referentes de los trabajadores: “El gerente o el mentor es la persona que los acompaña a nivel laboral. Aporta una guía más profesional, más de trabajo. Y el buddy es el que te indica dónde está el baño, dónde ir a buscar un café, y cosas más del día a día”.

 

Angie está muy satisfecha con los dos programas de inclusión en IBM México, y cree que los resultados han sido muy positivos: “El desempeño de las personas autistas es sorprendente. Su trabajo lo hacen perfectamente, mejor y más rápido que muchas de las personas que ya teníamos antes. Lo que ellos aportan y el talento que tienen es maravilloso en resultados de negocio. No solo hacemos programas de inclusión porque creemos que es algo bueno y bonito, sino porque, como negocio, tenemos el beneficio del talento”. Gracias a estos resultados y a la “satisfacción personal” de trabajar con ellos, Angie cree que “esto va a continuar”, y que habrá más programas en un futuro.